Vidas fuera de la lógica: Jim Jarmusch

jimjarmusch_1989_hiro_

   Corría la década de los ochentas cuando Jim Jarmusch (1953) sacudió por primera vez la escena del cine independiente en Estados Unidos, así como también lo hizo con el cine en sí al acercarlo a la literatura. Si bien directores de los setentas, como el neorrealista Vittorio De Sica y François Truffaut de la Nouvelle vague, ya habían filmado pequeñas secuencias de tiempos muertos, Jarmusch encontró una manera única de filmar ese tiempo que parece vacío, combinándolo con historias fragmentadas, locaciones ruinosas y personajes que parecen estar estar afuera del mundo o, al menos, del tiempo social.

Luego de una corta carrera como editor de una revista literaria, Jarmusch se dedicó a crear mundos en que se destacan algunos personajes que podrían pasar por decadentes y extravagantes, sin embargo, desde otro lugar, éstos viven de manera desinteresada y algo poético se asoma en sus gestos, como si vivieran con el firme propósito de experimentar eso llamado libertad. Él mismo director manifestó que su manera de filmar es parecida a esta forma de vivir:

“Siempre empiezo con los personajes en lugar de la trama, lo que para muchos críticos significa una carencia de trama -aunque yo pienso que mis películas sí tienen tramas-, pero la trama no es lo importante para mi, los personajes lo son”

(traducido del libro  Jim Jarmusch: Interviews, de Ludvig Hertzberg, 2001)

Jim Jarmusch sigue al día en su producción cinematográfica, su última película Only lovers left alive (2013), en la que una pareja de vampiros deambula entre libros clásicos y discos de música, fue más apreciada en círculos de espectadores ligados a festivales internacionales y cinéfilos acérrimos, sin embargo, la continuidad de esta cinta con sus anteriores es evidente. Por lo mismo, para introducirse al imaginario de Jarmusch, lo mejor es empezar por títulos como: Stranger than paradise (1984), Down by law (1986), Mystery train (1989), Dead man (1995), Ghost dog (1999) y Coffee and cigarettes (2003).

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *