El Shock de Anita Tijoux: marchar y rapear

ana_tijoux_

“Para mí el arte es tomar posición.” (Ana Tijoux)

En este clima de protestas contra el sistema educativo en Chile, presentamos este texto de Christy Callaway-Gale sobre la canción “Shock”, de Anita Tijoux, que representó en el año 2011 la mirada de la rapera franco-chilena frente a la lucha de los estudiantes. Dadas las incesantes problemáticas sociales que se viven en en el país durante los últimos años, esta canción cobra vigencia de forma recurrente.


El tono de protesta es el protagonista de este manifiesto de Ana Tijoux. La canción cuenta con un vocabulario llamativo que tanto construye un sentimiento de solidaridad entre nosotros, como denuncia las instituciones que nos han llevado a esta crisis, según ella. El ritmo, la música y las imágenes del vídeo apoyan la letra. Todo sirve para armar una impresión de fuerza y provocar una reacción de nosotros.

El primer verso establece este ambiente de lucha por su estructura, junto con los golpes en el ritmo de la música que crean los instrumentos de cuerda. Las primeras dos frases denuncian lo que suponemos es el mando del gobierno, mientras las segundas dos hablan del poder de la gente. Así, Tijoux hace que los dos equipos oponentes se enfrenten. Pero se invierten los roles de poder tradicionales. Se subraya la fuerza del pueblo, a la que históricamente se oprime, por tutear a las instituciones que normalmente exigen la forma de usted. El mismo pronombre singular, ‘tú’, contrasta a los millones de chilenos, a los cuales se refiere en la letra, que no están de acuerdo con los actos de este gobierno en cuanto al sistema educativo.

El vídeoclip enfatiza esta gran cantidad de estudiantes, niños y mayores involucrados en la lucha de la que habla la canción. Muestra una seria de caras de distintas personas al ritmo de la música, lo cual le da una impresión de organización a la protesta. También, la letra legitima a esta multitud sentirse infeliz por hablar del robo que cometen las autoridades y referirse a un estado de control que nos recuerda a la dictadura, el opuesto de la democracia que supuestamente existe ahora. Con el trasfondo de una banda de marcha en la música, que comienza a tocar en esta estrofa, el concepto de la dictadura lleva aún más potencia por aludir a un ejército. Esto aumenta la tensión antes de que Tijoux acuse la administración de corrupción de poder y finanzas, el dinero siendo el foco de este debate sobre la educación gratuita. Entonces, la repetición de la frase ‘la hora sonó’ que le sigue a esto, sirve como una convocatoria de acción después de todo este razonamiento.

Y la denuncia no para, de acuerdo con un espíritu de seguir luchando hasta lograr el objetivo, sino más bien al contrario: crece el descontento y las recriminaciones. ‘Constitución pinochetista/derecho opus dei/libro fascista’ son, según yo, las palabras más provocativas de la letra y no es una coincidencia que Tijoux las inserte en la mitad de la canción. Aquí se acelera el ritmo, lo que es una estrategia para ampliar el suspenso. El juego de palabras con ‘calle/calla’ también añade a este efecto de un ritmo apresurado, por la repetición de los mismos sonidos en poco tiempo.

La vuelta a los versos del principio de la canción en la siguiente sección podrían haber causado una pérdida del ímpetu. Pero para evitar esto, Tijoux nos presenta algunas imágenes aún más potentes en el vídeo. Por ejemplo, aparecen estudiantes que llevan máscaras para mostrar que les suprimen y tal vez para generar la idea de que el estado está enfermo y que debiéramos protegernos de él. Justo aquí, Tijoux les permite a los jóvenes expresar sus puntos de vista sobre la educación en Chile con una pausa en la música, dándoles la voz que el gobierno no les deja usar. Y la simulación de una sirena en el trasfondo de estos discursos hablados, no nos deja olvidar que los carabineros nunca están muy lejos de estas protestas.

Al arrancar la próxima parte de la canción, Tijoux ocupa otro estilo en la letra para transmitir el mensaje anterior. Introduce el uso de la anáfora, que es la repetición de una palabra al principio de varias frases. Empieza sus oraciones con las palabras ‘con’ y ‘todo’, una técnica que se usa en discursos persuasivos y por eso la utilizan los políticos también, irónicamente. Además, algunas preguntas retóricas surgen en el texto y nos parece que somos nosotros quienes las hacemos y por eso que nos hemos encontrado esa voz colectiva, de la que Tijoux hablaba en el primer verso, mientras escuchábamos la canción.

Pero nuestras demandas son recibidas por violencia indiscriminada por parte de las autoridades, algo que a lo largo de la canción hemos estado esperando, por causa del ambiente de rebelión que crea Tijoux desde el principio. Salen los pacos al escenario y las frases de esta estrofa corresponden a una serie de caídas del tono en la música, lo cual podríamos relacionar al movimiento hacia abajo de sus lumas. También, esta técnica musical contrasta con los tonos más altos que se encuentran en otras partes de la canción que se enfocan en la fuerza estudiantil.

¿Y el gesto perfecto para cerrar esta canción de Tijoux? No acabarlo. Nos deja con una nota abierta que no solemos asociar al final de una canción. Esta inconclusión produce un sentimiento de insatisfacción que es fundamental para desencadenar… ¿Qué? Una protesta.


SHOCK

Ana Tijoux

Veneno tus monólogos
tus discursos incoloros
no ves que no estamos solos
millones de polo a polo

Al son de un solo coro
marcharemos con el tono
con la convicción que basta de robo

Tu estado de control
tu trono podrido de oro
tu política y tu riqueza
y tu tesoro no.

La hora sonó, la hora sonó

no permitiremos más, más tu doctrina del shock

La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó

No países solo corporaciones
quién tiene más, más acciones
trozos gordos, poderosos decisiones por muy poco.

Constitución pinochetista
derecho opus dei, libro fascista.
Golpista disfrazado de un indulto elitista
cae la gota, cae la bolsa, la toma se toma la máquina rota.
La calle no calle, la calle se raya
la calle no calla, debate que estalla.

Ya todo lo quitan, todo lo venden
todo se lucra la vida, la muerte
todo es negocio.
Como tu todos, semilla, pascuala, métodos y coros.

Veneno tus monólogos
tus discursos incoloros
no ves que no estamos solos
millones de polo a polo

Al son de un solo coro,
marcharemos con el tono
con la convicción que basta de robo

Tu estado de control,
tu trono podrido de oro,
tu política y tu riqueza y tu tesoro no.

La hora sonó, la hora sonó

No permitiremos más, más tu doctrina del shock

La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó

(Hablan los estudiantes)

Golpe a golpe, beso a beso.
con las ganas y el aliento
con cenizas, con el fuego del presente con recuerdo,
con certeza y con desgarro, con el objetivo claro,
con memoria y con la historia el futuro es ahora

Todo este tubo de ensayo,
todo este laboratorio que a diario,
todo este fallo, todo este económico modelo condenado de dinosaurio.

Todo se criminaliza, todo se justifica en la noticia,
todo se quita, todo se pisa, todo se ficha y clasifica.

Pero… Tu política y tu táctica,
tu típica risa y ética.
Tu comunicado manipulado ¿cuántos fueron los callados?

Pacos, guanacos y lumas,
pacos, guanacos y tunas,
pacos, guanacos no suman.
¿Cuantos fueron los que se robaron las fortunas?

Veneno tus monólogos
tus discursos incoloros
no ves que no estamos solos
millones de polo a polo

Al son de un solo coro
marcharemos con el tono
con la convicción que basta de robo

Tu estado de control,
tu trono podrido de oro,
tu política y tu riqueza, y tu tesoro no.

La hora sonó, la hora sonó

No permitiremos más, más tu doctrina del shock

La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó (doctrina del shock)
La hora sonó, la hora sonó.


La canción “Shock” es parte del disco “La Bala” (2011), de Ana Tijoux, editado por el sello Oveja Negra.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *